Para ver esta nota en internet ingrese a: https://republicadecorrientes.com/a/9689
PASAJEROS CORRENTINOS Y DE OTRAS PROVINCIAS

Tras la reactivación, proliferan quejas por la imposibilidad de reprogramar vuelos

Usuarios que compraron pasajes en Aerolíneas Argentinas para mediados del año pasado no logran aún una respuesta concreta de parte de la empresa. Solo pueden comunicarse por WhatsApp.

09 SOCIEDAD F1.jpg
Crédito: Gentileza

Tras siete meses de paralización, los vuelos de cabotaje en el país se reactivaron en octubre del año pasado y muchos usuarios que habían comprado pasajes para viajar entre marzo y septiembre no pudieron hacerlo al no haber servicios. Lo cierto es que las empresas ofrecieron varias alternativas de reprogramación, pero las trabas que fueron presentándose generó que haya pasajeros que aún no puedan llegar a una solución. 

Las dificultades se dieron especialmente con Aerolíneas Argentinas, ya que cerraron sus oficinas y también se desactivó el centro de atención telefónica, por lo que el único modo de comunicación con la empresa fue mediante WhatsApp. 

A través de las redes sociales, usuarios denunciaron que la firma solo da respuestas automáticas preestablecidas, sin la posibilidad de avanzar en el reclamo y en el cambio de fecha para realizar el vuelo correspondiente. República de Corrientes dialogó con varias personas de la provincia que se encuentran en esta situación desde hace meses. 

“Compré un vuelo para junio, que se suspendió por la pandemia, y hasta ahora nadie me respondió de qué manera puedo reprogramarlo”, dijo Mercedes, que había programado un viaje con amigas, las cuales se encuentran en la misma situación. 

En los últimos días, la empresa informó que las oficinas ya se encontraban abiertas, pero lo cierto es que la sede de Corrientes mantiene el mismo cartel en la puerta desde el año pasado, informando que estará cerrada hasta el 31 de marzo de 2020.

Mientras tanto, la aerolínea nacional ya opera casi todas sus rutas, pero quedaron vuelos sin acomodarse tras la suspensión del servicio ente marzo y octubre, sin avanzar tampoco en la devolución del dinero correspondiente que los usuarios ya abonaron.