Para ver esta nota en internet ingrese a: https://republicadecorrientes.com/a/8081
PANDEMIA | BROTE

Por una disparada de contagios, Santo Tomé retrocedió a fase 3

El domingo tenían solo 35 casos y ayer la cifra trepó a 59. Un equipo de Salud viajará hoy a la localidad.  

marcas de agua.Imagen fija220.png
Crédito: Chiara Conti

El gobernador Gustavo Valdés anunció ayer que la localidad correntina de Santo Tomé retrocedió a la fase 3 del confinamiento debido a un brote de coronavirus. La medida es por 15 días, en principio.

El objetivo de esa decisión es  reducir la movilidad y evitar así la propagación de la enfermedad. Esta medida tiene fundamentos sólidos: el domingo, Santo Tomé tenía 35 casos y trepó a 59 en solo 24 horas.

Para hoy, está previsto que un equipo de Epidemiología de la Provincia llegue hasta el lugar para analizar la situación, verificar las estrategias y controlar el brote, según fuentes confiables anticiparon a República de Corrientes.

A través de su cuenta de Twitter, Valdés anunció que esa jurisdicción adopta la nueva restricción, tras una decisión conjunta con el Comité de Crisis de la Provincia y el intendente local, Mariano Garay.

“Decidimos que la ciudad retroceda de fase preventivamente ante el aumento de casos activos de covid-19. La medida se extenderá por 15 días”, comunicó a través de la red social.

Según trascendió, el origen de la cadena de contagios masivos fue una reunión religiosa.

 

"Decidimos que la 
ciudad retroceda de fase preventivamente ante el aumento de casos activos de covid-19. La medida se extenderá 
por 15 días” 

GUSTAVO VALDÉS
GOBERNADOR DE CORRIENTES 

 

“Hay 59 casos activos al día de hoy, nos notificaron desde la Provincia el resultado de los últimos hisopados y es preocupante la situación porque el crecimiento de ayer (domingo), con 35, a hoy (ayer), con 59, está indicando un nivel de contagio importante que va a requerir tomar una serie de medidas más restrictivas”, dijo ayer el secretario de Gabinete de la Municipalidad de Santo Tomé, Diego Garay, consignó el sitio Santo Tomé Online.

No obstante, el funcionario aseguró que “la trazabilidad no está perdida pero el surgimiento de nuevos casos activos requiere otra investigación de cada caso y cada vez se hace más complejo determinar exactamente por dónde vinieron algunos de los contagios”.

“No se perdió la trazabilidad, pero sí está costando mucho. Son varios casos y muchas veces la gente no colabora con dar información real de lo que pasó, de dónde vino o con quién compartió. 

Entonces eso es lo que está entorpeciendo mucho el trabajo de los médicos del hospital, que están trabajando denodadamente para poder determinar bien y que no quede ningún cabo suelto. La verdad que la situación es compleja y requiere mucho esfuerzo del personal de Salud y va a requerir de mucha conciencia de la gente”, agregó Garay.

La ciudad de Santo Tomé tiene una particularidad, al igual que Paso de los Libres: tiene un paso fronterizo que la une con Brasil y ello, desde el inicio de la pandemia, generó distintos brotes. 

Por otra parte, el tema de las reuniones sociales en diversos ámbitos y en toda la provincia son tema de preocupación para las autoridades cuando la población no cumple con las medidas. Así, ya sucedió en Santa Lucía recientemente, donde la ola de contagios se desató en un bar. Tiempo atrás, como ahora en Santo Tomé, una reunión religiosa en Monte Caseros desató un brote.

En cuanto a Santa Lucía, localidad que también está en fase 3, deberá seguir así por una semana más, según lo anunció Valdés el domingo por la noche. El objetivo es seguir con la etapa de control del brote.  

En esta nota

Temas en esta nota

PANDEMIA