Para ver esta nota en internet ingrese a: https://republicadecorrientes.com/a/3812
TRANSPORTE

Pese a la conciliación obligatoria, algunas líneas no salieron y se recrudece la interna

paro.jpeg
Foto: República de Corrientes

Desde anoche y durante las pimeras horas de hoy, el transporte público de pasajeros de la ciudad de Corrientes se vio afectado por una medida de fuerza. Colectiveros de las empresas Ersa y San Lorenzo, se autoconvocaron a "un paro". Únicamente las líneas 110 y 101 de Miramar, circulan por las calles, dejando a un gran número de barrios sin el servicio.

Se desconocen los alcances de la medida de fuerza ya que Trabajo llamó a una conciliación obligatoria. La UTA había inscripto un paro de 72 horas desde esta medianoche. Sin embargo, tras la convocatoria al diálogo, éste se suspendió.

“Hay agitadores que estaban pidiendo meter los coches al galpón y no trabajar, pero no nos vamos a hacer responsables de ese tipo de acciones”, había confirmado ayer a República de Corrientes el secretario general de UTA Corrientes, Rubén Francia. Sin embargo, desde la noche, el servicio comenzó a registrar restricciones. Esta mañana, prácticamente no hubo movimiento.

En la tarde de ayer, choferes de las empresas Ersa y San Lorenzo realizaron una asamblea informativa. Éstos cobraron solo la mitad del sueldo de septiembre con el subsidio otorgado por el Gobierno provincial- ATP-. En tanto, la Nación no realizó aun los depósitos.

Esto recrudeció el malestar interno dentro de la propia UTA, que se vio replicado en las medidas de fuerza que aplicaron por la mañana. "Los choferes están realizando un paro que es ilegal", expresó el vocero de Ersa, Javier Harfuch a una radio local.

Temas en esta nota

TRANSPORTE
Notas Relacionadas