Para ver esta nota en internet ingrese a: https://republicadecorrientes.com/a/26105
SANTO TOMÉ | LO ENCONTRÓ SU EXESPOSA

Hallan a gendarme con un balazo en la cabeza

El sargento Alfredo Vivero (37) tenía además dos medias en la boca y una cinta alrededor del cuello. Quemaron en una olla su celular.  

Escuadrón 57. El sargento Alfredo Vivero prestaba servicio en esa unidad. Crédito: Archivo

Alfredo Vivero (37), oriundo de Pirané, Formosa, sargento del Escuadrón 57 Santo Tomé de la Gendarmería, fue hallado sin vida en su dormitorio.

Se encontraba sobre la cama con los pies apoyados en el piso. El médico forense al examinar el cuerpo constató que tenía un disparo de arma de fuego que ingresó por sien derecha con la salida en la izquierda.

En la boca hallaron dos medias y alrededor del cuello tenía una cinta aisladora.

Además, su celular fue quemado en una olla. La causa está caratulada como homicidio. Se  investigan dos hipótesis. Un crimen pasional o un ajuste de cuentas. 

Trascendió también que se dedicaba a prestar dinero. En su tarea en el Escuadrón tenía asignado un puesto de control en el puente que une Santo Tomé y Sao Borja (Brasil). El hallazgo se produjo en la tarde de anteayer, pero la noticia se conoció ayer.

Vivero estaba separado de su esposa, también gendarme. Al no responder a los llamados de su celular ni contestar los mensajes, avisaron a su exmujer sobre la situación y al concurrir al domicilio situado por avenida Parque Corsódromo se encontró con la terrible escena. 

El fiscal Facundo Cabral, a cargo de la investigación, dijo que en principio se pensó en un suicidio. Pero los primeros indicios indican que se trataría de un crimen. 

Trabajaron peritos en la vivienda, se levantaron rastros y se secuestró una notebook. Además, se comenzó a recibir testimonios de su entorno laboral, vecinos y conocidos.