Para ver esta nota en internet ingrese a: https://republicadecorrientes.com/a/26078
ADOPCIÓN RESPONSABLE

Yaguá Roga, una ONG dedicada a rescatar perros callejeros

Hace casi 15 años, un grupo de amigas se unió con el propósito de cuidar y proteger a animales que sufren maltrato.

Crédito: Gentileza

Cansadas del maltrato animal y de ver cómo abandonaban perros en la calle, cinco amigas correntinas fundaron una organización sin fines de lucro. La ONG se llama Yaguá Roga y desde hace más de 14 años se dedica al rescate de perros sin hogar y a la concientización sobre el trato responsable hacia los animales, un problema todavía vigente en la sociedad y que necesita de información o leyes que ayuden a abordarla. 

El grupo está compuesto por Ivana Borelli, Silvana Dilda, Mónica Lezcano, Liliana González y Miriam Porta. "Comenzamos a trabajar juntas hace casi 14 años. Nos juntamos porque veíamos una cantidad de animales tirados en la calle y hasta antes de formar el refugio, los llevábamos a la casa de cada una", dijo Ivana. 

"Cuando comenzamos y veníamos a perros abandonados lo que hacíamos era agarrarlos y tenerlos mientras tanto. Llegamos a tener unos veinte en la casa de cada una", explicó. "Como veíamos que cada vez más se replicaban los abandonos, decidimos alquilar una casa que, desde ese momento, nos permitió albergar a más de 600 perros", dijo. Aunque también aclaró que otra de las fundadoras tiene todavía veinte perros más en su casa y que sueñan con el refugio propio. 

Ivana aclaró que antes del surgimiento de Yaguá Roga todavía no eran amigas entre ellas, sino que solamente se contactaban por redes sociales. La misma misión solidaria las obligó a amistarse formalmente y trabajar por un objetivo común, como es el de rescatar animales callejeros  en condiciones de extrema vulnerabilidad, como así también promover y educar sobre la importancia de la adopción responsable. Además, trabajan en expandir el espacio físico de su refugio para albergar a más perros de manera transitoria.

Las chicas no son ni veterinarias ni tienen un refugio propio. Sin embargo, con mucho esfuerzo y a pulmón continúan con este refugio gracias a una cuota que cada una de las fundadoras aporta -ya que fuera de este proyecto, cada una tiene una responsabilidad profesional- junto con la ayuda económica de otros miembros de la fundación. Actualmente allí se alberga a 97 perros.

Muchos de los animales antes de ingresar se encontraban en condiciones deplorables, detalló Ivana. "Están los que son abandonados con plagas o con tumores, como así también aquellos que rescatamos a causa de su desnutrición".
 
Sobre este último motivo de rescate, explicó que una vez tuvieron que ingresar a un domicilio en el que una dueña tenía dos perros en estado de desnutrición extrema, "tanto que se le veían los huesos", afirmó Ivana. "El motivo que nos dio la señora fue que no tenía los medios económicos suficientes para poder alimentar a sus dos mascotas, y por eso los dejó en su patio a esperar que fallecieran". 

Esta historia es una de las muchas que se viven en la ciudad  y es por ello que la fundación trabaja para concientizar a la sociedad. 
"Si una persona quiere adoptar cualquier mascota, ya sea a nosotros o de cualquier otro refugio, primero deberían preguntarle si tendría la solvencia económica suficiente para que la tenencia sea responsable, ya que es muy común que se les vuelva un problema y lo devuelva al refugio o lo abandone de nuevo. Si la adopción no es responsable, es preferible no adoptar", cerró Ivana. 

Un hogar

"Este nombre surgió a partir de que queríamos alguno en guaraní, pero que no fuera tradicional. Nos decidimos por Yaguá Roga, que significa hogar de perros", contó Ivana y agregó: "Aquellos interesados en adoptar de manera responsable a los perros que tenemos en el refugio, nos encuentran en Facebook e Instagram como Yagua Roga; o quienes quieran ayudarnos con dinero pueden contactarnos por las redes sociales y les pasamos el CBU o la cuenta bancaria donde depositar la suma solidaria".