Para ver esta nota en internet ingrese a: https://republicadecorrientes.com/a/26074
SANTO TOMÉ

El gendarme hallado muerto tenía una media en la boca y un precinto en el cuello

Crédito: Gentileza

Sigue la investigación en torno a la muerte del gendarme en Santo Tomé. El hombre de 37 años fue hallado en su vivienda con un disparo de arma de fuego en la cabeza, una media en la boca y un precinto en el cuello. Además, se encontró su teléfono celular quemado, dentro de una olla.

Fue la esposa del uniformado quien encontró el cuerpo en la vivienda de éste y dio aviso a la fuerza. En el lugar se realizaron las actividades periciales de levantamiento de huellas y pruebas, y se observó que tenía un disparo en la cien con orificio de ingreso y salida de derecha a izquierda, una media en el interior de la boca y un precinto en el cuello.

"La policía concurrió a un llamado por un supuesto suicidio. Llevamos al médico forense al lugar. Allí se dispuso el traslado a la morgue para la autopsia", contó el fiscal Facundo Cabral a Radio Dos sobre el inicio de la investigación.

Detalló que la autopsia "no develó que tuviera otras lesiones más que el disparo en la cabeza" y que "tenía dos medias en la boca y una cinta aisladora en el cuello que no le provocó el ahorcamiento porque no estaba comprimido".

Entre otros detalle, reveló que se encontró en una olla el celular quemado del fallecido. "Se requisó el automóvil y se secuestró la notebook", dijo. Además aclaró que en el lugar del hecho, "sólo el arma reglamentaria del muerto fue hallada".

Comentó que se entrevistaron con varias personas, entre ellas la esposa del fallecido que también es gendarme, quien vivía en otra vivienda. "Estamos investigando, viendo cámaras adyacentes y se recogieron huellas del lugar que estamos analizando" indicó.

Temas en esta nota

SANTO TOMÉ