Para ver esta nota en internet ingrese a: https://republicadecorrientes.com/a/26062
TOF DE CORRIENTES | LA CAUSA DEL EXJUEZ SOTO DÁVILA

La defensa solicitó la nulidad de la instrucción por carecer de legalidad

Se hizo un severo cuestionamiento a la investigación por vicios procesales. El Tribunal decidirá.

Audiencia. Uno de los jueces siguió el debate de manera virtual.Crédito: Sergio Galarza

En el Tribunal Oral en lo Criminal Federal de Corrientes, se inició ayer, poco antes de las 15.30,  el juicio oral y público al exjuez federal Carlos Soto Dávila y otros 11 acusados.

Antes de la lectura del requerimiento de elevación de la causa a juicio, cinco implicados fueron apartados del debate al solicitar el juicio abreviado. La audiencia se desarrolló también de manera virtual. La causa está caratulada como "Soto Dávila, Carlos Vicente y otros s/asociación ilícita". Expediente Nº FCT 9.886/2017 TO1. 

Al avanzar el juicio se debatió si correspondía leer las 203 fojas del requerimiento de elevación a juicio, que comprende dos piezas en total.

Después de la discusión de las partes, se dispuso leer la calificación legal de cada imputado. El presidente del Tribunal recordó que todos tenían la pieza acusatoria y que no había nada que ocultar. Por economía de tiempo, se resolvió reducir su lectura.

En los planteos preliminares, luego de la exposición del doctor  Martín Uriona de la Procunar, que lo hizo de manera virtual, pidió la palabra la doctora Valeria Graciela Corbacho, también de forma virtual, a cargo de la defensa de Pablo Molina, quien solicitó al Tribunal la nulidad absoluta de la instrucción por considerar que carece de legalidad. Enfatizó que no se respetaron las normas procesales en la forma y el método en que se efectuó la investigación.

"Hay que partir con la nulidad del Legajo Nº 43, que dio lugar a la causa Nº 3002/17, que se armó el 26 de marzo de 2016", dijo Corbacho. 

Pero también, explicó que "la causa tiene como antecedentes el  Legajo Nº 39, donde hay notables vicios. El exjuez federal Sergio Torres utilizó metodologías en la instrucción apartándose de las normas jurídicas.

Mantuvo en secreto el legajo un año y un mes y luego lo dio de alta en el Sistema Lex del Poder Judicial de la Nación como una causa. En ese tiempo, los que empezaron a aparecer como implicados no tuvieron acceso, a través de sus abogados, porque no se siguió el cauce natural de todo proceso judicial".

Corbacho contó que se ocupó de revisar cómo se fue armando la causa y recordó que el exjuez Juan José Galeano, de la causa AMIA, fue destituido por un proceder similar a lo que hizo Sergio Torres: un legajo de investigación lo convirtió en una causa.

Por su parte, Mariana Barbitta, que representa a Soto Dávila y también a Molina, reclamó la nulidad de todo lo actuado calificándolo como "Operación pesca".

Ayudado con unos gráficos en power point, la abogada describió cómo se fue perfilando la causa y remarcando que no hay pruebas concretas.

Planteó la inconstitucionalidad de la Ley Nº 27304 del Arrepentido, a la cual se la utilizó con métodos extorsivos.