Para ver esta nota en internet ingrese a: https://republicadecorrientes.com/a/24643
ENSAYO DE UNA ABOGADA DE LA UNNE

Especialistas plantean la necesidad de nueva normativa para penar ciberdelitos

La publicación de imágenes íntimas, el acoso y la suplantación de identidad son las acciones más repetidas. Proponen una modificación del Código Penal. 

09 SOCIEDAD F1.jpg
Foto: Gentileza

Los delitos informáticos vienen en franco crecimiento desde hace bastante tiempo, pero la pandemia y el traslado de muchas actividades a la virtualidad generó una preocupante proliferación de este tipo de maniobras. Con diferentes métodos y plataformas, los ciberdelincuentes se acomodaron rápidamente a la nueva normalidad y especialistas aseguran que el derecho aún no lo hizo. 

La abogada y docente de la UNNE, Nicole Jones Romero, realizó un ensayo en el que desarrolla esta cuestión, y plantea que se trata de una "cuenta pendiente" del sistema judicial del país.

La especialista expresa que es necesaria una modificación del Código Penal para que se puedan incorporar distintas modalidades delictivas vinculadas con los sistemas informáticos.

 

"El marco normativo solo regula el plano físico, pero no el 
virtual"

NICOLE JONES ROMERO
ABOGADA

 

Desde la universidad sostienen que el crecimiento de los ciberdelitos dejó al descubierto distintas lagunas en el ordenamiento penal, no solo en Argentina sino también a nivel mundial. 

En el ensayo se analiza especialmente la situación de dos tipos de delitos: la difusión de imágenes íntimas sin consentimiento y la suplantación de la identidad, dos de los métodos más frecuentes y con mayor impacto en las víctimas. 

"Actualmente podemos decir que las personas tienen una vida dividida en un plano físico y en un plano virtual, y los marcos normativos desde el plano del derecho penal solo regulan el plano físico", indicó la abogada al respecto. 

Aclaran que este tipo de delitos afectan especialmente a las mujeres, por lo que deben ser analizados con perspectiva de género y calificados como violencia de género digital.

"El protagonismo adquirido por el acoso, el hostigamiento, y la violencia cibernética han evidenciado la necesidad de una política criminal clara de perseguir estas conductas, y para ello introducir en los códigos penales figuras específicas para reprimir estos atentados contra la libertad digital", destaca la profesional de la UNNE.

Controversias

El ensayo realizado por Nicole Romero señala que, frente a estos nuevos delitos, la legislación argentina responde con marcos normativos tipificados para otras modalidades, que además de generar controversias legales en muchos casos, en general propicia penas que pueden considerarse leves.

La profesional recordó que el Código Penal vigente data de 1921, en el que se hablaba de despacho telegráfico o telefónico como máxima expresión de tecnologías de comunicación. Si bien posteriormente se aprobaron numerosas reformas, muy pocas de ellas refieren a delitos informáticos.

"Al aumentar significativamente estos casos, también aumenta la complejidad para investigarlos y, al tiempo que crecen en cantidad y variedad, es notorio que cada vez existen más lagunas legales donde el derecho aún no está preparado", expresó al respecto. 

No solo no existen figuras legales concretas para la difusión de imágenes íntimas, sino que tampoco para otras acciones como el hostigamiento y el acoso en redes, que son muy frecuentes. A esto se suman otras nuevas modalidades como el doxing, que es la publicación de información personal en Internet con el fin de vulnerar la privacidad de la persona.

El robo de identidad digital con la creación de perfiles falsos también requiere de una tipificación especial, aseguran. 

En este contexto, el ensayo sostiene que es necesario "reconocer el problema y darle entidad, por las consecuencias tan dañinas que produce o puede producir". 

Temas en esta nota

CIBERATAQUES