Para ver esta nota en internet ingrese a: https://republicadecorrientes.com/a/23584
DOCTORA MARÍA LEONI, CIENCIA Y TÉCNICA DE LA UNNE

"La gravedad de los hechos requería una acción inmediata de la Universidad"

Bomberos trabajando en una zona de incendios.Crédito: Pepe Mateos.

Los incendios durante los primeros meses del año provocaron severos daños a nivel forestal en la provincia. A fines del mes de febrero, el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) estimó que en la provincia se quemaron 1.042.514 hectáreas, casi un 12% de la superficie de Corrientes.

Las fotos y los vídeos sobre los daños se volvieron virales por las redes sociales al tiempo que las personas reclamaban explicaciones y ayuda a todo el país. Hoy cuando el fuego da tregua y los resultados están a la vista, la Universidad Nacional del Nordeste (UNNE) se propone dar una mano.

A comienzos del mes de marzo, la UNNE presentó una convocatoria para subsidiar proyectos que trabajen sobre las zonas afectadas y puedan determinar el alcance y gravedad de los daños. Se presentaron 23 proyectos y se decidió financiar 16. La doctora María Silvia Leoni, máxima autoridad de la Secretaría General de Ciencia y Técnica de la UNNE y encargada de la iniciativa dialogó con República de Corrientes respecto a lo sucedido, el proyecto y el rol que debe tener la Universidad para con estos hechos.

"No debemos pensar a la Universidad como una institución separada de la sociedad. El estudio científico y la investigación permiten que las personas tengan mejor información y puedan actuar en consideración", expresó.

María Silvia Leoni, máxima autoridad de la Secretaría General de Ciencia y Técnica de la UNNE.Crédito: Gentileza.

"La idea de financiar estos proyectos parte de los eventos vividos en los últimos meses en la provincia que hacían necesaria y urgente la colaboración de la comunidad científica. Si bien la Universidad ayudó durante el peor momento con campañas de donaciones y distintas actividades de extensión, entendimos que en nuestro caso era esencial poder aportar desde el área propia de la investigación".

La clave de la iniciativa propuesta pasa por una acción rápida y concreta donde se trabaje sobre los mismos terrenos y departamentos afectados. "La gravedad de los hechos requería una acción inmediata de la Universidad. Teníamos que ponernos de acuerdo para realizar trabajos de campo que permitan solventar políticas y medidas para remediar la situación", explicó Leoni.

"Las presentaciones fueron de los distintos grupos de investigación de la Universidad. Esto debido a que el subsidio tiene por finalidad apoyar trabajos de campaña internos. Se aprobaron 16 grupos que van a hacer su trabajo sobre distintas cuestiones".

Dentro de los principales grupos se encuentran uno dedicado a estudiar el impacto que las sequías y los incendios tuvieron en los suelos, que será realizado por la Facultad de Ciencias Agrarias y coordinado por Diana Toledo. Así como el estudio sobre las consecuencias sobre distintas especies forestales a cargo del Instituto de Botánica del Nordeste (Ibone) con la coordinación de la investigadora María de las Mercedes Sosa.

Sin embargo también existen otros relacionados al estudio sobre el impacto que tuvo el mercado de trabajo en distintos departamentos de los más afectados, enfermedades producto de la falta de pastura y la consecuencia sobre el ganado bubalino. "Es una variedad amplia de trabajos de investigación que buscan una transferencia inmediata de conocimiento hacia los productores y la sociedad en su conjunto para aportar desde ese lugar", destacó la doctora.

Datos del último informe del INTA.Crédito: Gentileza.

Como detalló Leoni, se espera que los resultados sean expuestos para el 10 de junio, cuando se desarrolle la jornada UNNE Investiga donde los distintos grupos de investigación de la Universidad exponen sus trabajos y avances. Desde la organización destacaron que esperan que para entonces los resultados de los proyectos puedan ser publicados y difundidos para que políticos, empresas y todos los actores de la sociedad puedan valerse de datos científicos en sus planificaciones.

"Era necesario que hagamos esto, no podíamos mantenernos al margen con una de las cosas que mejor sabemos hacer", expresó Leoni.

En esa línea y según declaró Norma Bregagnolo, encargada de la Secretaría de Extensión, Capacitación y Servicios de la Facultad de Humanidades de la UNNE a República de Corrientes,  durante los últimos años la Universidad viene marcando su intención de trabajar más por la relación con la sociedad. "Mucho tiempo hubo cierto desconocimiento respecto de qué hacía la UNNE por las personas. Era vista más que nada como un paso educativo para algunos y nada más. No había conexión real", declaró.

"La Universidad puede ayudar desde colectas y demás pero tiene también un aspecto muy específico que es la investigación y que está bueno que se explote".

Las actividades de extensión que se realizan buscan esa línea. Esta clase de iniciativas son las que brindarán herramientas a las personas para que puedan trabajar y exigir políticas ambientales y, por qué no, evitar que catástrofes como las vividas se repitan.

Redacción

Temas en esta nota

INCENDIOS FORESTALESUNNE