Para ver esta nota en internet ingrese a: https://republicadecorrientes.com/a/22590
INTENSO TRABAJO DURANTE LA NOCHE

Bomberos de varias comunas trataban de frenar las llamas en un área crítica

Desde el lunes, combaten un incendio que avanza en una zona de esteros. Ayer continuaron las tareas con dos aviones hidrantes. Al cierre de esta edición, voluntarios fueron otra vez a ese lugar para evitar que el fuego afecte a la población del paraje Cerrudo Cué.

Crédito: Gentileza

El fuego no da tregua y es vital que vuelva a llover. Ayer, fueron 17 focos ígneos detectados en diferentes departamentos, pero el área crítica se registraba en la zona del estero de las Maloyas, porque es de difícil acceso para los bomberos. No obstante, en horas de la tarde, voluntarios de cuarteles de varias localidades se desplazaban a esa zona para tratar de evitar que las llamas lleguen hasta el área poblada de un paraje de la zona: Cerrudo Cué. 

El subdirector de Defensa Civil de la Provincia, Bruno Lovinson, en diálogo con República de Corrientes, expresó al cierre de esta edición que "en principio, bomberos de Santa Rosa, Concepción y Caá Catí se están yendo nuevamente para allá. A ellos, posiblemente también se sumen los de Paso de la Patria". Acotó que durante toda la jornada estuvieron tratando de controlar el fuego con dos aviones hidrantes: uno que pertenece a la Provincia y otro al Servicio Nacional de Manejo del Fuego (SNMF).

En este contexto recordó que, al ser una zona de cañadas, no estaban dadas las condiciones para que los bomberos ingresen a pie. Sin embargo, en la tarde de ayer se movilizaban otra vez hacia esa área porque planificaban realizar una serie de trabajos en tierra firme. Así, con maquinaria, intentarían trabajar durante la noche para evitar que las llamas lleguen al sector poblado del paraje Cerrudo Cué. 

Estimó que entre siete u ocho casas estaban en riesgo. Pero, dependiendo del avance del incendio, definirían si sus habitantes debían o no ser evacuados.

A su vez, remarcó que la situación en esa área seguía siendo crítica y que es vital que se registren lluvias. Con respecto a eso último, rememoró que hay pronóstico de precipitaciones para hoy y que esa probabilidad es más baja para mañana.

Crédito: Gentileza

Cuarto día

El jefe de Operaciones de Defensa Civil de la Provincia, Orlando Bertoni, señaló a República de Corrientes que el pasado lunes 14 se detectó el foco ígneo en la zona del estero de las Maloyas que está emplazado entre las jurisdicciones municipales de San Luis del Palmar y Lomas de Vallejos. Seguidamente, comentó que el martes y miércoles estuvieron tratando de frenar el incendio mediante el trabajo desarrollado por bomberos que contaban con el apoyo de 2 aviones hidrantes.

Mientras que ayer, solo pudieron tratar de sofocar el fuego con las mencionadas aeronaves porque "seguía avanzando en un sector donde los bomberos no podían ingresar ni siquiera a caballo".

Pero, anoche, era probable que las llamas llegaran nuevamente a tierra firme. "Están saliendo para allá cinco bomberos que van en un móvil forestal", aseveró al cierre de esta edición el presidente de la asociación que nuclea a los voluntarios de Caá Catí, Ramón Sosa. Al mismo tiempo, en diálogo con República de Corrientes, comentó que el foco ígneo estaba aproximadamente a 70 kilómetros del área urbana de la localidad y alrededor de 2.000 metros de algunas viviendas del paraje Cerrudo Cué.

Con respecto a esto último, precisó que "está dentro del departamento de San Luis del Palmar. Y las comunas más cercanas a esa área son Lomas de Vallejos y Herlitzka".

En tanto, desde el área de Recursos Forestales, indicaron a República de Corrientes que ayer uno de los focos ígneos en plantaciones se registraba en San Borjita (Ituzaingó). 

Mientras que las llamas que había el último miércoles en Pomera fueron extinguidas. 

Temas en esta nota

INCENDIOS FORESTALES