Para ver esta nota en internet ingrese a: https://republicadecorrientes.com/a/11956
BARRIOS | PLAN HÍDRICO

Avanzan las obras de adecuación de ductos pluviales en el Bañado Norte

Se cambiarán los antiguos caños por otros de hormigón, de 1,20 metros, y se colocarán nuevas cámaras y sumideros.

11_SOCIEDAD_F1.jpg
Foto: Gentileza

En la intersección de las calles Sargento Cabral y Gallino, del barrio Bañado Norte, se ejecutan obras pluviales con intervención de maquinaria especial, en un tramo de 220 metros, en dirección norte-sur.

Los  trabajos, que se enmarcan en el Plan Hídrico, son realizados por la Municipalidad, en coordinación con el Gobierno provincial, en distintos sectores de la ciudad.

“Este es un pluvial de un diámetro importante que estaba tapado, destruido. Haremos una refacción de 200 metros en esta calle, Gallino, que estaba inutilizada”, dijo el intendente Eduardo Tassano al referirse a los trabajos, que “eran muy necesarios para la zona”.

 “Seguimos con las obras puntuales del Plan Hídrico, que además de la limpieza y desobstrucción, incluye obras como esta, que tiene que ver con la adecuación de pluviales que estaban destruidos”, explicó el intendente. 

Asimismo, el viceintendente Emilio Lanari dijo que esta  “es una zona emblemática de la ciudad, donde había un hundimiento importante de toda la calzada. Esto sucedió porque, en gestiones anteriores, se había realizado una colocación indebida de cloacas, por lo que se ha corroído todo el metal y se ha ido derrumbando”. 

“Esto mismo sucedió en la avenida Romero, que hoy ya está terminada gracias al trabajo realizado”, destacó el viceintendente. 

“La misma situación está pasando acá en el Bañado Norte, así que vamos a hacer una cámara grande, con nuevos sumideros; ya hicimos toda la reconexión de cloacas, la mejoría de los pluviales, y la obra concluye con la colocación de un pavimento nuevo, para que esto quede adecuadamente”, especificó. 

Los caños estaban podridos en su base, debido a los residuos cloacales. Lo mismo que pasó en el puente de Río Chico y en la avenida Jorge Romero. 

Los caños se cambiarán por otros de hormigón, de 1,20 metros, y se colocarán nuevas cámaras y sumideros, para luego completar el pavimento, para que quede en correctas condiciones, según aseguró Mathías Cabrera,  secretario de Infraestructura.

“Esta es una obra que aporta a mejorar el sistema de drenaje pluvial, pero, sin lugar a dudas, también aporta a la circulación, ya que esta calle estuvo durante mucho tiempo clausurada”, dijo Cabrera. 

Temas en esta nota

OBRAS PÚBLICAS
Notas Relacionadas
 
 
¡Cumplimos un año! Tenemos increíbles premios para vos.