Para ver esta nota en internet ingrese a: https://republicadecorrientes.com/a/11952
GOYA | DE LA HUERTA A LA MESA

Agricultores superan el millón de pesos mensuales con la venta de bolsones

Unas 200 familias de productores comercializan cada semana más de 270.000 pesos. Incorporaron carne de cordero y pollos, y apuntan a recuperar el cultivo de papas.

4.600 kilos
Es lo que se comercializó 
de cordero en 2020, a partir 
de la rehabilitación del frigorífico. Se vende en postas y res.
9 kilos
Es lo que pesa cada bolsón, 
que incorpora 9 variedades: 
zapallo, choclo, pimiento, 
tomate, mandioca y cebollita
11 Millones de pesos
Fueron las ventas totales 
de 2020, con unos 
300.000 kilos de alimentos 
comercializados.

Comenzaron con la pandemia, en abril del año pasado. Y  hasta diciembre, lograron comercializar unos 300.000 kilos de alimentos, por un volumen superior a los 11 millones de pesos. La venta semanal promedio para cada familia que interviene en el proceso ronda los 10.000 pesos, lo cual “supone una reactivación importante de la actividad y permite proyectar nuevos desafíos”, aseguró Benjamín Leiva, delegado de la Secretaría de Agricultura Familiar de Goya, en diálogo con República de Corrientes.

Así, cada jueves y viernes “se van rotando entre las familias de agricultores para poner a la venta un promedio de 250 bolsones, que se comercializan al mismo precio desde el año pasado: 500 pesos. Y contienen entre 8 y 9 kilos de alimentos cultivados en la zona, con hasta 9 variedades diferentes. Todas las ventas se hacen con reservas previas, de manera de evitar la aglomeración de personas. Solo lo deben pasar a retirar”, explicó el referente.

La dinámica ya está aceitada y unos 40 feriantes intervienen cada semana en el proceso, que comienza los jueves muy temprano para hacer el ingreso de las verduras, carnes, pollos y otros productos de la agricultura familiar a un galpón ubicado en el centro de la ciudad y para el cual también tienen proyectos de expansión. “Tenemos varias propuestas presentadas, para las cuales esperamos financiación. Uno de ellos es el de incorporar una cámara de frío, para poder hacer stock tanto de carnes como de verduras de hoja, que necesitan almacenarse en frío”, apuntó Leiva.

“Cada semana buscamos incorporar alguna novedad al bolsón, de manera mantener la atención de los consumidores. Esta semana se agrega miel fraccionada de familias de la zona de La Cucucha. En otras ocasiones les proponemos a los consumidores la posibilidad de elegir, por ejemplo, entre harina de almidón de mandioca o de maíz amarillo. Algunos de estos productos surgen también del intercambio con otras unidades productivas de la provincia”, explicó el técnico.

Así, a los morrones, tomates y mandioca de la zona, se incorporan cítricos como mandarinas y naranjas de la zona de Curuzú Cuatiá o la harina de mandioca producida por agricultores familiares de la zona de Mburucuyá, con quienes se intercambian productos.

“Los intercambios de las variedades productivas es la apuesta con la logística de todas las instituciones, como la entrega de citrus de la zona con almidón de mandioca desde Ituzaingó; esta es la forma de poner en valor el trabajo de los productores”, destacó.

“Los números reflejan el incremento de los bolsones en un promedio de 230 a 240 bolsones, en niveles productivos importantes con ingresos se genera 270.000 pesos que quedan en la mano de los productores. Ese ingreso queda en la zona”, subrayó Leiva.

Nuevos cultivos

“Estamos trabajando para que este año podamos tener producción de papa en la zona, con la compra de semilla certificada y calificada de Mar del Plata junto con una cooperativa de Curuzú Cuatiá, que siempre hacen esta experiencia y les va bien”, anticipó Leiva. En ese sentido, destacó la labor sostenida con el  cultivo de la cebolla de alta demanda: “Esto es algo sustentable y pensamos a futuro que el galpón se convierta en un centro de abastecimiento”, recordó el técnico.

De ese modo, se recuperan experiencias con cultivos “que en algún momento se habían desarrollado para diversificar la producción, y que no habían tenido continuidad. Tenemos condiciones agroecológicas favorables”, sostuvo.

Además de la comercialización en bolsones, apuestan así a incorporar productos de alta demanda, y a las ventas mayoristas a instituciones. “La semilla de la papa es económicamente de costo alto, pero de alto rendimiento para su posterior colocación en el mercado, los mismos productores son los que compran las semillas, nosotros le damos el apoyo técnico y la logística necesaria para encarar el proyecto productivo”, recordó, en tanto destacó la articulación con el Municipio, el Ministerio de Producción y el INTA. 

“La venta de carne de cordero en postas también tracciona las ventas. Ya es una oferta instalada en la ciudad”, aseguró.

Chacinados de oveja y de cordero, huevos y pollos de campo, lechón de las granjas de la zona y dulces realizados con hortalizas y frutas de la región completan la oferta del galpón. 

Notas Relacionadas
 
 
¡Cumplimos un año! Tenemos increíbles premios para vos.