Para ver esta nota en internet ingrese a: https://republicadecorrientes.com/a/10670
CORONAVIRUS |SITUACIÓN EPIDEMIOLÓGICA

Por los brotes en el interior, se quintuplicó el equipo de trabajo

Así lo confirmó ayer el gobernador Gustavo Valdés e insistió en las medidas de prevención.  

marcas de agua.Imagen fija141.png
Pandemia. La cantidad de contagios en el interior obligó a las autoridades a reforzar los equipos de trabajo.Foto: Chiara Conti

El coronavirus presenta este año un escenario totalmente radical a diferencia del 2020 y es que azota al interior casi en su totalidad.

Esto sucede desde marzo aproximadamente y ello obligó a fortalecer el trabajo de los equipos de investigación epidemiológica que se multiplicaron por 5, confirmó ayer el gobernador Gustavo Valdés.

A diferencia de 2020, el trabajo se centraba en la capital y solo en algunas ocasiones se dieron brotes en el interior, como sucedió en Paso de los Libres, en Mocoretá, Saladas y San Roque.
En la actualidad, la curva de contagios en la capital se mantiene aplanada y casi ninguna localidad del interior se salva de tener casos y algunas como Goya, Mercedes y Curuzú Cuatiá, entre otras, están con brotes importantes.

“Tuvimos que multiplicar por 5 nuestro equipo de investigación epidemiológicas”, aseguró ayer Valdés en una entrevista dada en radio Continental Corrientes y remarcó la importancia y el “gran trabajo de Salud Pública para controlar cada brote”.

Por otra parte, remarcó el esfuerzo y la gran inversión que viene realizando la Provincia en equipamientos e insumos durante la pandemia. “El Gobierno salió  a buscar a las personas para vacunarse. Lo que el Gobierno está invirtiendo es enorme, realizamos de 80.000 a 100.000 test por mes”, aseguró y dijo que cada test le cuesta al Estado “cerca de 12 dólares oficiales, que son del recurso de los correntinos”.

Valdés pronosticó “una merma de contagios en mayo”, pero pidió a la población seguir manteniendo las medidas de prevención. “Desde enero no superamos los 100 casos diarios en la capital, pero si estos números se comienzan a descontrolar vamos a tomar medidas”, advirtió. 

El gobernador consideró que en la capital se mantiene la curva de contagios amesetada “porque la comunidad aprendió a convivir con la pandemia, algo que aún no sucede en el interior”.

“Hay que entender que cuando uno está contagiado, tiene que ir inmediatamente a ponerlo en conocimiento de las autoridades. Eso es fundamental. El peor error es llegar tarde al hospital de campaña y eso sigue ocurriendo en el interior y terminamos con decesos”, dijo y lamentó: “Desde que inicio la pandemia tenemos un promedio de 2 muertos por día” y aseguró que “los fallecidos se corresponden a la cantidad de casos en el interior”.

Estimó que la salida de la pandemia “sería en 6 o 7 meses” y confirmó que “hay un grupo importante de personas que no quieren ser vacunadas, más de lo que pensábamos”, a las que les pidió: “Si no lo hacen por ellos mismos, que lo hagan por los familiares”. “Para salir de esto, tenemos que apuntar a la doble vacunación”, aseguró. 

En esta nota

Notas Relacionadas
 
 
¡Cumplimos un año! Tenemos increíbles premios para vos.