Para ver esta nota en internet ingrese a: https://republicadecorrientes.com/a/10667
PREOCUPACIÓN | ESCASO CAUDAL EN LA COSTA CORRENTINA

El río llegó a 1,14 metros, el nivel más bajo en casi 4 meses

La última vez que registró esa altura fue en enero. Se mantiene la tendencia y advierten sobre la necesidad de cuidar a los peces.

 

11 f1 (1).jpg
Foto: Chiara Conti

La situación hidrológica del río Paraná tiende a empeorar por el escaso caudal que mantiene desde hace casi dos años. Lo cierto es que, aunque se esperaba un repunte para esta época, el estado sigue siendo de alerta. 

En la costa de la capital correntina, el río marcó un nivel de 1,14 metros, el más bajo en casi cuatro meses. Fue en la primera mitad de enero cuando se dieron por última vez registros tan escasos y ahora la tendencia vuelve a profundizarse. 

La bajante comenzó en julio de 2019 y se encamina ya a los dos años de escaso nivel, con solo algunos breves instantes de mejoría, varios de ellos de manera artificial por la apertura de compuertas de las represas que se encuentran aguas arriba. 

El motivo principal es la escasez de precipitaciones en las áreas de influencia, tendencia que podría comenzar a cambiar en los próximos meses, pero lejos está de ser una certeza. 
El fenómeno de La Niña, que trae sequía, pasaría a un estado más leve y llegarían las lluvias, pero sin plazo determinado aún. 

De esta manera, continúa uno de los históricos períodos de sequía  y bajante en Corrientes, no solo por los bajos niveles alcanzados, que llegaron incluso a ser récords, sino también por el tiempo prolongado. En ocasiones anteriores, los ciclos de creciente o bajante solían durar, habitualmente, de seis meses a un año. 

Esta realidad hace que los peces continúen en riesgo. Ya desde antes de 2019 algunas especies están con dificultades  reproductivas y desde el área de Recursos Naturales advierten sobre la necesidad de protegerlas a partir de la veda vigente y también de los controles que se llevan a cabo de manera periódica para evitar la depredación. El surubí y el dorado son algunos de los que se encuentran en problemas desde hace tiempo por la situación del Paraná. 

Por su parte, el especialista en hidrología Hugo Román señaló que “hubo tramos del Paraná en los que ya se tuvieron que poner bombas de extracción adicionales porque trabajan exigidas al estar tan bajo el nivel”. 

Temas en esta nota

RÍO PARANÁ
Notas Relacionadas
 
 
¡Cumplimos un año! Tenemos increíbles premios para vos.