Para ver esta nota en internet ingrese a: https://republicadecorrientes.com/a/10633
INCIDENCIA EN EL DEVENIR HISTÓRICO NACIONAL

Cazadores Correntinos, glorias del pasado y padres anónimos de la patria

Nacieron hace más de 200 años y su nombre sigue siendo sinónimo de valentía y coraje. Combatieron en las Invasiones Inglesas y junto a Belgrano y San Martín. 

10 f1.jpg
Foto: Gentileza

215 AÑOS
Son los que va a cumplir el grupo Cazadores Correntinos en agosto de este año, ya que su existencia se remonta incluso a antes de la Revolución de Mayo. 

Fue en agosto de 1806 cuando se formó, en Buenos Aires, la compañía de Cazadores Correntinos, convirtiéndose Corrientes en la única jurisdicción por fuera de la capital del virreinato en contar con un cuerpo militar propio formado para la defensa ante el invasor inglés. Justamente, su bautismo de fuego fue en las segundas invasiones británicas, donde su valor fue puesto de manifiesto.

Las actas y documentos de esos años hablan de los Cazadores Correntinos como cuerpos voluntarios formados por la necesidad y no como milicias formales o regladas. Pero, luego, fue un parte sustancial para conformar, tras la Revolución de Mayo, el primer Ejército Argentino.

En un principio la compañía contó con 85 correntinos residentes en Buenos Aires, y al mando quedó el capitán Juan José Fernández Blanco. Estos hombres lucían escarapelas rojas y su uniforme contaba con una chaquetilla verde con vueltas amarillas y alamares, pantalón blanco, faja roja, botas altas y sombrero alto con penacho verde y amarillo, imagen que puede aún observarse cuando el cuerpo participa de algún acto o desfile.

En enero de 1807, los Cazadores Correntinos se incorporaron a las fuerzas comandadas por Santiago de Liniers para participar en la defensa del puente de Barracas y en el combate de los Corrales de Miserere. En esas acciones murieron siete soldados, fueron heridos cinco y cayeron prisioneros de las fuerzas inglesas cuatro de sus integrantes.
Por ser pocos hombres, el grupo se juntó con el batallón de Cántabros de la Amistad, grupo español de ataque rápido. Compartían cuarteles junto a otros de Buenos Aires y también españoles.

Sobre los Cazadores Correntinos, Santiago de Liniers expresó alguna vez: “Son modelo de aplicación, celo, constancia y disciplina, que en el combate se sostuvieron con dignidad, firmeza, valor y entusiasmo dignos de mayor elogios”.

11 f1.jpg
Foto: Gentileza

Cazador

Historiadores militares sostienen que el cazador era un soldado de infantería montado. Una especie de caballería ligera que llegado el momento combatía a pie y estaba por lo general armado livianamente, con sable y pistolas. Así, señalan que en las Invasiones Inglesas, como se los utilizó con fines defensivos, fueron provistos de mosquetes, necesariamente armas impropias para las acciones montadas. Luego, en 1809, los correntinos participarán activamente en la asonada de Álzaga, primer intento revolucionario contra el virrey Cisneros.

Historiadores señalan que Manuel Belgrano, en su paso por Curuzú Cuatiá en 1816, contó a su lado con los combatientes correntinos que frenaron al invasor inglés en los corrales de Miserere y que incluso lo acompañaron en la patriada de Paraguarí y Tacuarí. También destacan que en 1812, cuando San Martín convoca a integrar su cuerpo de Granaderos, allí se alistarán otros tantos para el combate de San Lorenzo”.

Por eso, la importancia de este batallón especial radica en que hizo un trascendental aporte a la defensa nacional. Su nombre llegó a un municipio del interior de la provincia, que se encuentra en Curuzú Cuatiá, y además una de las avenidas más transitadas de la ciudad de Corrientes justamente fue bautizada también en honor al grupo armado formado por hombres nacidos en esta tierra y que combatieron en Buenos Aires y otros espacios. 

El nombre de los Cazadores Correntinos perdura por su legado y porque se puede seguir viéndolos en algunas circunstancias particulares. La histórica compañía es homenajeada por la Policía, que destina un número de cadetes que, con uniformes de época, están en los actos protocolares. Son además la guardia de honor del gobernador de la provincia.

Es así como la Ley 4100/86 dicta la Creación del Cuerpo Especial denominado “Cazadores Correntinos”, en el ámbito de la Policía de la Provincia de Corrientes, destacándose sus funciones. “La presentación del cuerpo de Cazadores Correntinos y el uso de uniforme de época se hará en días de fiestas patrias, en los desfiles y en todo otro acontecimiento u ocasión que determinen las autoridades competentes, como así también será guardia de honor de la Casa de Gobierno y el Poder Legislativo o cualquier otro lugar que debido a su importancia se considere conveniente”.

Nacieron hace más de 200 años para colaborar con la soberanía nacional, lucharon contra los invasores y acompañaron ni más ni menos que a Belgrano y a San Martín. Su nombre perdura al igual que su llamativo y particular uniforme. Quedaron además inmortalizados en diferentes ámbitos, entre ellos la poesía chamamecera.

Pueden ser, y de hecho lo son, considerados como verdaderos “padres de la patria”, por haber estado desde antes de la Revolución de Mayo y haber participado en diversas contiendas en las que se jugaron ni más ni menos que los destinos de un país en pleno proceso emancipatorio, con idas, vueltas, aciertos y errores que forman parte también de estos más de dos siglos de independencia. 

Notas Relacionadas
 
 
¡Cumplimos un año! Tenemos increíbles premios para vos.